Pulso CI - BW COMUNICACION INTERNA
En Foco

La transformación visual: de la que no se habla mucho pero que todos ven.

Publicado el 28 de diciembre de 2020

 En este artículo una de nuestras diseñadoras comparte su punto de vista sobre la transformación y el aporte del área para potenciar la Comunicación Interna.

Por Constanza Ameri, Diseñadora Gráfica en BW

 

Hace ya algunos años que varias compañías están viviendo una transformación cultural que tiene como protagonista a las personas que la conforman, ya que comienzan a ser promotoras y eje principal del cambio. Esta transformación nos invita a repensar la comunicación que tenemos con nuestros/as colaboradores/as. 

Cuando nos referimos a comunicación (interna en este caso, pero a la comunicación en general) intuitivamente primero pensamos qué decir, a dónde queremos llegar, qué metas queremos cumplir, qué canales vamos a utilizar… pero no siempre tenemos en cuenta el cómo. Es decir, de qué modo lo visual acompaña estratégicamente el qué para lograr la efectividad del mensaje.  

 

No es lo mismo decir: “Estoy feliz” a “ESTOY FELIZ”. Esa tipografía en caja alta, esa mayúscula, enfatiza la emoción. Te estoy gritando que ESTOY FELIZ. Te lo digo segura, sin miedo, así de grande como esa mayúscula. O decir: “Qué complicado es esto” a “Qu3 c0mpl!c4d0 3$ e$7o”. 

 

      

¿A cuál de las dos le creés más?        

 

El camino hacia la transformación

Dentro de la transformación cultural, si queremos dejar de hablar de jefes y empezar a hablar de líderes, nos tenemos que preguntar: ¿Cómo son esos líderes? Si tuviéramos que pensarlos en colores, ¿serían de color negro? ¿Azul marino? Y si fueran formas, ¿serían cuadrados? 

Y si tenemos que comunicar los principios y valores de la compañía, ¿te los diría en voz baja? O, ¿escritos en una hoja en Word? 

Si analizamos las estructuras jerárquicas desde lo visual vemos que están representadas con una pirámide ascendente. Pero si nos sumergimos en la transformación cultural comenzaremos a ver que esa pirámide, de a poco, comienza a ser un círculo. 

 

 

Como diseñadora tengo la convicción de que es fundamental estar en contacto permanente con los referentes de la Comunicación Interna de cada empresa, participando end to end de los proyectos. Pues son ellos quienes definen y ejecutan la estrategia para transmitir y hacer vivir los valores, principios, la manera de ser, decir y hacer de la compañía. Porque es en ese ida y vuelta y en esas conversaciones donde podemos entender la esencia de la compañía desde la voz de sus protagonistas.

 

Una vez que como diseñador/a lográs percibir esa esencia que se quiere comunicar, lo que tenés que hacer es interpretarla y adaptarla a las tendencias que existen hoy; a eso que convoca, que interpela.

 

Esto promovemos en BW, un/a diseñador/a presente, conectado/a, cerca de nuestros clientes.  Pero también conectado/a con el equipo, con sus compañeras/os de trabajo. En BW trabajamos en equipo porque creemos que de esa forma siempre se logra un mejor resultado.

¿Qué quiero decir con esto? Que tanto los/as diseñadores/as y los/as consultores/as trabajamos juntos/as desde que recibimos el pedido hasta que lo entregamos. Si bien cada uno/a tiene roles y tareas específicas, hay momentos que son claves para que el resultado sea lo que queremos o más

Como por ejemplo: realizar una reunión que nos ayude a definir un concepto que nos invite, tanto al consultor/a desde la redacción y al diseñador/a desde lo visual, a hablar el mismo idioma y/o a definir qué formato es mejor para determinado contenido. Realizar acuerdos desde el inicio del trabajo, pero sobre todo hablar, mejora el proceso productivo y aumenta la creatividad. 

 

Un caso concreto

Este proceso de trabajo es el que se nos presentó con una campaña de Seguridad de la Información. Quienes trabajamos en Comunicación Interna sabemos que es un tema recurrente a comunicar y que es un desafío generar impacto. 

Entonces nos pusimos un desafío con la consultora con quien trabajamos el proyecto: lograr comunicar algo técnico, como por ejemplo los tips para mantener seguro los dispositivos, pero de forma tal que interpele a los/as colaboradores/as.

 

¿Cómo lo hicimos?

Seleccionando situaciones de la vida cotidiana en las que si prestáramos atención tendríamos mejores resultados. Estas situaciones que tienen mejores resultados si estamos atentos/as, son tan simples como tener desactivado el bluetooth o actualizar el antivirus.

Hasta ahí todo bárbaro, pero… ¿cómo muestro esto de una manera que sea eficaz, directa y atractiva? 

Con un fondo pleno, la imagen de únicamente la nube con la lluvia, titular grande que acompaña, se resalta lo más importante de la frase. No hizo falta mostrar la situación de una persona chequeando el clima. Es un mensaje directo, amigable y lúdico. 

 

Retomando lo que decía al principio, los/as colaboradores/as son protagonistas y receptores de nuestros mensajes. Tenemos que interpelarlos, llegar a ellos/as.

Y el diseño está para dar forma y materializar la emoción que queremos generarles. Porque no hay nada más humano que las emociones, ¿no? Una perfecta combinación de mensajes, canales y diseño pueden lograrlo. 

El diseño se mete, habla, construye, conecta. El diseño se sube a la ola de la transformación para dejar de ver triángulos y empezar a ver formas orgánicas. 


 

Si querés más información sobre nuestros servicios de Diseño y Consultoría escribinos a comercial@bwcomunicacion.com
 

 

Los comentarios están cerrados.